Los tiempos verbales

Progreso de Tema:

El tiempo verbal

En esta lección hablaremos de cómo mantenernos fieles a un tiempo verbal y de cómo combinar varios tiempos verbales de forma correcta.

Aunque esto es un poco rollo vamos a ver las definiciones de los tiempos verbales más usados y cómo se aplican en narrativa:

Te adjunto esta imagen en la que puedes ver la relación enter un tiempo simple y su forma compuesta.

(En esta lección también encontrarás un PDF con esta información para descargar)

Tiempos simples

Presente

Expresa una acción mientras se desarrolla:

Pretérito imperfecto

Tiempo verbal que expresa una acción pasada mientras esta se desarrolla.

Pretérito perfecto

Expresa una acción acabada en el pasado.

Futuro simple

Expresa lo que con seguridad ocurrirá en el futuro: iré, moriré, cantaré.

Condicional

Tiempo verbal que expresa la acción como hipotética.

Me dijo que entraría la primera si le pago.

Modo subjuntivo

Los tiempos verbales se usan igual, tienen el mismo sentido temporal pero este modo se usa en oraciones generalmente subordinadas.

Expresa una acción, un proceso o un estado como hipotético, dudoso, posible o deseado; suele aparecer en oraciones subordinadas.

Muchas veces aparece junto al relativo “que” o el condicional“si”

No me ha dicho si viene

Yo creo que canto fatal

Que te haya amado no significa que lo siga haciendo.

Resumen:

Los tiempos imperfectos son para la acción sin acabar.

Los tiempos perfectos son los que se usan para las acciones que ya han terminado.

La lógica de uso de los verbos está en el PDF que te adjunto. Cada de la izquierda tiene a su derecha el tiempo verbal equivalente para una acción anterior.

Si usas yo canto, para una acción en un tiempo que no ha terminado, usarás “yo he cantado” para una acción que ha terminado en un momento anterior al que estás ahora.

En cambio si dices “yo cantaba” tendrás que usar “había cantado” cuando te refieras a una acción que ya ha terminado en el momento en que “yo cantaba”

Me explico con un ejemplo:

Cuando tenía cincuenta (lo dice una mujer de 70) actuaba en un grupo de teatro amateur, nunca había actuado en público y recuerdo que estaba muy nerviosa el día del estreno.

Cuando uses un tiempo verbal, para combinarlo con otros, tienes que fijarte en el que tiene a su derecha y debajo.

Narrar en pasado o en presente

Lo primero que tienes que decidir ante cada una de tus escenas o relatos es cuándo ocurrió lo que cuentas.

¿Es algo que ya ha pasado?

Narrar en pasado

Narramos en pasado cuando son escenas o relatos cuya acción ha terminado en el momento en que empezamos a contarlo.

Si os cuento lo que hice ayer, lo haré probablemente en pasado.

Narrar un pasado acabado

Aunque ayer ya terminó, yo sigo aquí y es un pasado reciente, por lo que podemos narrar, como decía, en pasado simple.

Pero, ¿qué pasa si contando lo que hice ayer os tengo que contar algo más antiguo?

Lo vemos con un ejemplo:

Ayer fui a la piscina y me encontré con una antigua amiga. Fuimos compañeras de natación, allá por los años 80 del sigo pasado. Habíamos sido muy amigas, pero perdimos el contacto cuando yo dejé el equipo.

Si te fijas, digo “habíamos sido” cuando podría, perfectamente, decir: fuimos.

En este caso ambos verbos son correctos, pero usando el pluscuamperfecto (habíamos sido) destaco que es una acción terminada. Algo que no solo pertenece al pasado sino que ha terminado.

Puede que lo estés narrado a tiempo real, en presente de indicativo, para dar la sensación de que el lector está presente en la escena. Si narras en presente, todo lo que hace el personaje estará contado usando verbos presentes, a no ser que hagas referencia a algo que ocurrió en el pasado.

Estoy en la piscina dispuesta a nadar un buen rato, el dolor de espalda me está matando. Apenas hay nadie en el agua a estas horas, he llegado tan pronto que he tenido que esperar en la puerta a que abrieran. Tenía tantas ganas de venir que ayer preparé la bolsa antes de ir a dormir y dejé la ropa preparada para vestirme rápido y sin hacer ruido.

Como ves, empiezo en presente, luego salto al pretérito perfecto compuesto:

pretérito perfecto (o pretérito perfecto compuesto)

Tiempo verbal que expresa una acción acabada dentro de una unidad de tiempo que incluye el presente.

Lo ideal es que entiendas cómo funcionan estos tiempos verbales y los uses acorde al momento que estás narrando siempre teniendo en cuenta si la acción ha terminado. Si ha terminado debes analizar si lo ha hecho en el mismo momento en el que narras los hechos: hoy he terminado, mientras que ayer terminé.

Pero cuando escribimos una novela y queremos jugar con el ritmo y la atención del lector podemos usar los tiempos verbales para destacar una serie de acciones. Cuidado porque no puedes abusar de este recurso.

Por ejemplo:

Caperucita iba por el bosque, distraída, recogiendo flores y ajena totalmente a que alguien la observaba escondido detrás de un árbol.

El lobo salta frente a ella cuando menos se lo espera:

—¿Dónde vas Caperucita?

(…)

Siguió su camino pensando que el lobo no parecía tan peligroso como le había dicho su madre. Llegó a casa de la Abuelita y entró tratando de no hacer ruido por si estaba dormida.

Este efecto es un poco peligroso porque como ves ha habido un salto de tiempo verbal y he pasado de narrar en presente para destacar esa acción, así el lector la vive como si fuera testigo de ella. Con esto consigue aumentar el ritmo y la tensión.

Download (PDF, 55KB)

(Para descargar el PDF haz clic en el enlace “Download”, se abrirá en otra página y en la parte superior derecha verás una impresora y una flecha para bajar el archivo).


Deja un comentario

Powered by WishList Member - Membership Software